Como abrir una puerta con objetos de la casa

Cerrajeros Cullera a Domicilio sabemos que es muy común y probable que en algún momento de tu vida te encuentres inmerso en una circunstancia especifica en la que te encuentres obligado a abrir una puerta cerrada, debido a que algún familiar, sobre todo niños, se han encerrado en tu habitación, en tu baño, o en cualquier otra parte de la casa.

Antes de comunicarte con algún profesional de la cerrajería, es mejor que leas estas líneas, debido a que con seguridad tendrás información muy valiosa acerca de cómo abrir puertas con objetos habituales que toda persona debe tener.

Este artículo es útil sobre todo para las cerraduras comunes para baños, o habitaciones, así como las perillas o manillas que vienen con ellas.

Lo primero que debes hacer, es reconocer e identificar el modelo y tipo de cerraduras que vas a intentar abrir. Generalmente, las manillas de las puertas interiores de tu casa, poseen un botón al cual se le hace presión, así como mecanismos o sistemas de cierre mediante giro en el interior.

Las manijas de las puertas para exteriores poseen un orificio muy pequeño en todo el centro, que permite abrirlas solo en casos de emergencia.

Luego del reconocimiento, debes pasar a ubicar una herramienta/objeto adecuado para poder empezar a forzar la cerradura.

Este objeto debe tener como característica fundamental, que tenga una longitud considerable, pero además que sea fino y lo suficientemente pequeño de tamaño para que así pueda encajar en el orificio, pero también que sea de un material muy fuerte que permita poder realizar la presión necesaria en el sistema de seguridad.

Entre las herramientas que se consideran ideales para este trabajo se encuentran los destornilladores pequeños, una horquilla o sujetador, un sujetapapeles bien resistente, y una llave hexagonal, puedes utilizar también hasta un hisopo de algodón quitándole las puntas de algodón.

Utiliza el objeto elegido para forzar tu cerradura.

Si tu puerta posee el sistema de seguridad con el respectivo botón de presión, sencillamente lo que debes hacer el introducir la herramienta de forma directa en el orificio, hasta que puedas sentir una especie de resistencia, allí debes empujarlo. Inmediatamente después, vas a escuchar como un sonido parecido a un chasquido de dedos, que te va a indicar que dicha cerradura se ha liberado.

Si la cerradura posee un sistema que se cierra mediante el giro o torsión, vas a necesitar de un objeto que te permita realizar los giros a su alrededor hasta que se pueda finalmente enganchar con algo, y de esta forma se pueda aplicar la presión necesaria. Justo después, vas a tener que escuchar el chasquido que significa la liberación y apertura de la puerta.

Ubica una tarjeta de crédito en tu casa. Esta tarjeta es ideal debido a que es un plástico duro y resistente, además de flexible.

Agarra tu tarjeta, e intenta deslizarla al espacio que se encuentre entre el marco de la puerta, y la puerta mismo, es preciso comenzar justo sobre la manilla de la puerta y deslízala hacia arriba, abajo, y adentro.

Es muy posible que debas mover la tarjeta y adaptarla de acuerdo a como vayas avanzando. Lo importante es que la tarjeta haya presión contra el pestillo, y permitirá finalmente abrir la puerta.

Última Modificación

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!